dijous, 27 de març de 2014

El valle del terror. Arthur Conan Doyle.

Quarta novel·la d'aquest volum anomenat "La colección Sherlock Holmes (Spanish Edition)" que vaig adquirir a Amazon per, crec, 0,89€

Com passava a la primera, Estudi en escarlata, la novel·la té dues parts: la investigació i una història anterior que explica el que ha passat en l'actualitat.

En aquest cas, i si ho entès bé, ja que la traducció d'aquesta novel·la és infame i encara em quede curt, Holmes i Watson, reclamats per la policia, acudeixen a l'escenari d'un crim on el mort no és qui ens volen fer creure la dona i un bon amic, sinó precisament l'assassí enviat per carregar-se'l. La primera part és la història de la investigació duta a cap per Holmes, mentre que la segona ens retrotrau anys enrere a la "vall del terror" on trobem els protagonistes d'aquest intent d'assassinat (l'assassí i la buscada víctima) i la seua rivalitat.

Primera novel·la on apareix Moriarti del que només sabem que, sempre segons Holmes, és un geni del crim, un infalible consultor de delinqüents, un digne contrincant per al detectiu, que no deixarà que el "no-assassinat" pugui escapar amb vida.

I no em resistesc a donar una mostra de la, diguem-ne, traducció perquè pugueu entendre com he hagut de patir per acabar-la.

"- ¿Pero por qué motivo?

- Porque está realizado por un hombre que no puede permitirse fallar, uno cuya toda su única posición depende del hecho de que debe salir exitoso. Un gran cerebro y una enorme organización habían sido empleadas para la extinción del hombre. Es como estrujar una nuez con una máquina trituradora, un absurdo desperdicio de energía, aunque la nuez es eventualmente aplastada toda.

- ¿Cómo vino este hombre a tener algo que ver con esto?

- Solamente puedo decir que el primer mensaje que nos llegó de este asunto fue de uno de sus lugartenientes. Estos americanos estaban bien aconsejados. Teniendo una labor inglesa que hacer, hicieron sociedad, como cualquier otro criminal extranjero haría, con este gran consultor del crimen. Desde ese momento el hombre estaba condenado. Al comienzo se contentaría usando su maquinaria para hallar su víctima. Tras ello indicaría cómo el problema debería ser tratado. Finalmente, cuando leyó en los reportes sobre el fracaso de su agente, se haría a un lado para dar un toque magistral. Me oyó prevenir a este hombre en Birlstone Manor House que el peligro que venía era más grande que el pasado. ¿Estuve en lo correcto?

Barker golpeó su cabeza con su puño cerrado en su ira impotente.

- ¿No me diga que tendremos que sentarnos así bajo esto? ¿Dice usted que nadie puede llegar al nivel de este rey de los diablos?

- No, yo no dije eso – pronosticó Holmes, y sus ojos parecían estar observando lejos en el futuro -. No dije que no puede ser vencido. ¡Pero deben darme tiempo, deben darme tiempo!

Todos nos sentamos en silencio por algunos minutos mientras esos ojos funestos aún hacían un esfuerzo para traspasar aquel velo."

UFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFFF!